http://photos1.blogger.com/blogger/7442/2375/1600/blog1.0.jpg(otra portada) El sur: El neoextractivismo en el Norte de Chiapas.

viernes, diciembre 26, 2014

El neoextractivismo en el Norte de Chiapas.

La historia extractiva de minerales de manera masiva en el área del Norte de Chiapas datan de por lo menos de finales de siglo XIX en las mina Santa Fe de Solosuchiapa, inmersa en las tierras de la finca La Zacualpa, antiguamente propiedad de los hermanos Zepeda y convertidas hoy en tierras ejidales del poblado Agustín Rubio.

De acuerdo con estudios realizados por el botánico José Narciso Rovirosa, las erosiones causadas en septiembre de 1879 pusieron al descubierto las vetas de oro, plata y cobre en la finca La Zacualpa, pero sólo fue cinco años después [1884] que los hermanos Zepeda - Manuel Heraclio, Enrique y Rafael – las descubrieron en la estrecha cañada del arroyo Los Pinos.  Pronto, la mina pasó a ser propiedad de una compañía inglesa que comenzó a explotarlas.

Durante un viaje en 1890, el tabasqueño Rovirosa observó:
“Se ha construido edificios e instalado las maquinas para la concentración de metales. Una vía de herradura recientemente hecha facilita la conducción de los metales concentrados a un punto navegable del Río Teapa, donde son embarcados en el vapor Santa Fe y transportados al puerto de Frontera [Tabasco]. No hay duda de que estas minas fueron trabajadas antes de la llegada de los españoles al país, como lo indican los utensilios de piedra y cimiento de edificios que se encuentran en los cerros”. (Rovirosa 1897: 283).

Sin embargo, más de un siglo después resurgió el interés por los minerales, no sólo en Solosuchiapa sino se amplió a los municipios zoques de Rayón, Ixtacomitán, Pantepec, Ixhuatán, Tapilula y Chapultenango dadas las condiciones geomorfológicas atractivas y sociales actuales del territorio.

A partir de 2003, las compañías mineras extranjeras lideradas por la canadiense Linear Gold Corporation o Brigus Gold Corporation, Kinross y su filial mexicana KG Minera Ixhuatán, Minera Frisco, Cangold Limited y Apollo Gold Corporation, diseñaron y ejecutaron un ambicioso plan llamado Proyecto Ixhuatán que involucraba un total de 4,176 hectáreas en una área de influencias de 18 ejidos zoques (Seccombe y Giroux, 2011: 11-16) en un corredor minero que comprende desde los municipios de Pichucalco, Ostuacán, Tecpatán hasta Tapalapa, en el corazón zoque. (Servicio Geológico Mexicano, 2011).

En estos municipios se instalaron 9 campamentos conocidos como Cerro La Mina en Ixhuatán, Caracol, Cacaté, Laguna Grande, Laguna Chica, El Campamento, Central zone, Western zone y San Isidro de los 6 municipios del norte de Chiapas.

Aunque las compañías consideraban a los Zoques como excelentes “ciudadanos corporativos” (Seccombe y Giroux, 2011: 14) estos comenzaron a interponer denuncias ante la Procuraduría Agraria a partir de enero de 2005, toda vez que las mineras se habían introducido al área sin permiso, sobre todo en el ejido San Isidro Las Banderas, Pantepec. La respuesta de las compañías fue incrementar el salario de los trabajadores zoques de 100 a 200 pesos diarios  (La Jornada, 25 de agosto, 2005) y prometer otros beneficios locales:
Additional aid to the local community provided by Linear during evaluation of the Ixhuatan property includes projects such as road building, health issues and other community improvement projects. (Seccombe y Giroux, 2011: 15).

Para esas fechas, algunas protestas contras las mineras comenzaron a tejerse auspiciadas por los religiosos de Rayón, quienes incentivaron a la población de Ixhuatán a organizarse para protestar mediante marchas hacia Tapilula en 2005.

Así, el revés más importante para las compañías mineras ocurrió el 18 de abril de 2008 cuando la asamblea de ejidatarios zoques de San Francisco Jaconá de Tapilula negó la autorización a Kinross y su filial KG  Minera Ixhuatán para realizar trabajos de exploración en sus tierras. La empresa admitió el retiro de su presencia en el área:

The ejido voted unanimously denying the company access. The ejido stated they did not want exploration work conducted on their lands, nor were they interested in considering any socio-economic benefits a relationship with the Company may bring to their community. This result was a considerable setback to Kinross’ exploration plans as projection of the Cerro La Mina magnetic (intrusive) and geochemical trends clearly continues northeast on the San Francisco Jacona ejido area. The Community Relations team advised that it was unlikely an agreement could be achieved with the San Francisco Jacona ejido in time for Kinross to conduct meaningful exploration of this area within the schedule of the earn-in period. No work had taken place on this ejido by December 2009 when Kinross withdrew from the option agreement with Linear (Seccombe y Giroux, 2011: 15).

No obstante, para el segundo trimestre de 2008 la mayor parte de los acuerdos de exploración avanzaron en “buenos términos” con 18 ejidos Zoques en Ixtacomitán, Chapultenango, Tapilula y sobre todo en el ejido San Isidro Las Banderas Tapalapa, donde prevalecían acuerdos avanzados para la exploración del área  (Seccombe y Giroux, 2011: 14).

Finalmente en septiembre de 2009, la principal minera en el área Linear Gold Corporation anunció su retiro de la zona, en gran medida por las presiones sociales ejercidas por organismos no gubernamentales y afectados que se habían agrupado en torno a la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) que desde año habían hecho patente diversas inconformidades y protestas sociales en Chiapas que vino a acelerarse con el asesinato de Mariano Abarca Roblero en Chicomuselo, Chiapas el 27 de noviembre de 2009.

No obstante el escenario adverso en el área zoque, las mineras continúan operando desde Vancouver Canada, Villahermosa Tabasco y en el campamento ubicado en Tapilula, Chiapas donde realizan transacciones, inversiones y estudios de prospección del área (Seccombe y Giroux, 2011: 6-13), entre ellas, la Mina Santa Fe, propiedad de la Minera Frisco de Carlos Slim y la KG Minera Ixhuatán SA de CV mediante el proyecto de exploración Azteca y el proyecto Rio Negro en Pantepec, con permisos para explorar la zona hasta mayo del 2051 (Heurística Ambiental  2008:9).

Frente a este nuevo extractivismo de los recursos naturales, la percepción local por las operaciones de las minas es de  “temor de pérdidas e impacto ambiental en los cultivos, bosques, cascadas y ríos”, según lo manifestaron los propios pobladores en la elaboración del Plan municipal para la prevención de riesgos de Pantepec (Gobierno del estado de Chiapas, 2012:16).

DOCUMENTOS CONSULTADOS
SECCOMBE y Gary H. Giroux (2011).Summary report on the Ixhuatan advanced stage gold project, Chiapas state, Mexico. Cangold Limited: British Columbia, Canada.
GOBIERNO del estado de Chiapas (2012). Plan municipal para la prevención de riesgos de Pantepec, Sistema estatal de protección civil y Programa de Naciones de Unidas, México: Pantepec, Chiapas.
SERVICIO Geológico Mexicano (2011). Panorama minero del estado de Chiapas. Secretaría de Economía, Serie panoramas mineros de los estados, versión electrónica: Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
ROVIROSA Andrade, José Narciso (1897) “Viaje a Teapa y las sierras que concurren a la formación de su valle“ en Revista La Naturaleza, periódico científico de la Sociedad Mexicana de Historia Natural, segunda serie, tomo II, imprenta de Ignacio Escalante: México, DF. Pp:  269- 293.
HEURÍSTICA Ambiental, consultoría. (2008) Informe preventivo proyecto de exploración geológica-minera “Río Negro” Pantepec, Estado de Chiapas. edición electrónica: Hermosillo, Sonora.

1 Comments:

At 12:52 p.m., Blogger Gustavo Solis said...

Interesante artículo de investigación, desconocía esta parte de la exploración Neoextractivista que se estaba realizando en esta zona norte de Chiapas.

Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home

Buzón: Contactame