http://photos1.blogger.com/blogger/7442/2375/1600/blog1.0.jpg(otra portada) El sur: julio 2010

viernes, julio 23, 2010

Los sucesos del 12 de octubre de 1992

Hace pocos días, junto a un amigo, acudimos a la fototeca del Archivo General Histórico de Chiapas, en busca de imágenes de fincas, haciendas y poblados del Siglo XVIII y XIX . Solicitamos los archivos o carpetas disponibles de Villaflores y Pichucalco. Nos facilitaron como 50 sobres, con rotulos y clasificación escritos a mano. Se trataban, más bien, de informes municipales de obras publicas de los ayuntamientos.

Carpeta por carpeta no encontramos nada interesante, salvo dos o tres fotos de Villaflores, hasta que, nos topamos con un paquete de más de 100 fotografías a color, que seguramente, alguien por equivocación, con malicia o por una buena razón de Estado los habia colocado en la carpeta de "Villaflores", como para que su búsqueda resultara difícil

Las fotos, por supuesto no corresponden a eventos del municipio de Villaflores, sino se tratan de los hechos ocurridos el 12 de octubre de 1992 en San Cristóbal de las Casas, que para algunos autores como Carlos Tello Díaz. (La Rebelión de las Cañadas) aquella marcha sería el preámbulo para la aparición del EZLN en 1994, mismo que ese lunes 12 habia demostrado una alta capacidad de mando y organización. Era pues, la primera aparición de la guerrilla zapatista.

Pero hay un hecho significativo y relevante que más tarde sería el simbolo de la protesta y uno de los argumentos del discurso del movimiento indígena del EZLN. Una estatua de Diego de Mazariegos es derribada a martillazos frente a la Iglesia de San Domingo.

En su libro La Rebelión de las Cañadas, Carlos Tello Díaz, describe este hecho de la siguiente manera:

III
“ El 12 de octubre de 1992 fueron conmemorados los quinientos años del descubrimiento de América. … La ANCIEZ sobresalía por su disciplina, por la cantidad de mujeres que llevaba. Algunos de sus miembros ostentaban arcos y flechas, y tenían los rostros pintados de colores. Parecían un ejercito. Todos ellos, movilizados durante la noche, llegaron a la ciudad en la madrugada del 12, un lunes. La manifestación partió, muy ordenada, de la gasolinera de Huitepec, al lado de la estatua de fray Bartolomé. Entro por la Diagonal del Centenario, cruzo por el Puente Blanco, siguió de frente por Mazariegos, dio vuelta después en General Utrilla. Sus columnas pasaron de largo la plaza de Armas para llegar al mercado, en donde torcieron a la izquierda por Honduras y luego, de nuevo, por 20 de noviembre. Marcos y Daniel, entre la gente, filmaban la manifestación. Había comandos de guerrilleros destacados en toda la ciudad, listos para responder en caso de represión. Los coordinaba, parece ser, el mayor Mario. Entre los indígenas que marchaban por las calles de la ciudad, la mayoría, sin dudas, era parte del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Muchos lo sabían. Al pasar frente a la iglesia de Santo Domingo, unos militantes de la ANCIEZ dejaron atrás el grueso de la manifestación, que siguió de frente por 20 de Noviembre. Entonces, con palos y marros, empezaron a demoler la estatua de bronce del conquistador Diego de Mazariegos. Un grupo de policías trato de contenerlos, pero no pudo: fue recibido por una lluvia de pedradas.

La marcha culminó por fin en la Plaza de Armas, es decir, la Plaza 31 de Marzo, así llamada por ser esa la fecha de la fundación, en 1528, de la ciudad de San Cristóbal. Allí los campesinos desplegaron sus pancartas. ……. Al caer la noche, la tensión era muy grande. Jorge Lescieur, alcalde de la ciudad, después de culpar al obispo por la destrucción de la estatua de Mazariegos, anunció la creación del Frente Único de Defensa Ciudadana.”. (Fragmento)



Las más de 100 fotografías en formato 35 milm, impreso a color en 4x, sin mayor clasificiación que la escrita a mano fueron a dar a las cajas del Archivo Histórico General de Chiapas, y resultan reveladoras, puesto que, no se dice el nombre del autor o la dependencia encargada de ordenar las tomas, ni la fecha en que fueron enviadas al archivo, aunque lo único cierto es que, las imágenes revelan la posición del fotografo, la encomienda y la intención que tuvo sobre el asunto: identificar a los líderes.

El fotografo “anónimo” algunas veces dispara el obturador de la cámara, siempre desde un plano lejano de la escena, por detrás de las personas, como tratándose de ocultar de los actores de la marcha. Muy rara vez, lo hace en un primer plano. En otras escenas, dispara en pleno movimiento, lo cual, le resulta imposible captar con plena nitidez a los líderes, como si se tratara de un asunto de espionaje público.

Sin embargo, logra identificar o evidenciar a algunos. Asi, aparecen señalados las cabezas visibles de aquella manifestación. Ahi están Hugo Fritz, Domingo López Angel, Marcelino Perez Nuñez, el comadante Felipe, entre otros siempre indicados con una fleca, trazado a puño, pero pasa por alto a un camarografo, quien graba todo, desde una camioneta roja de redilas.

A decir de Carlos Tello Díaz, el camarógrafo quien graba la escena de la manifestación es Marcos, quien en 1994 habría de aparecer como el subcomadante insurgente del EZLN, vocero y líder del movimiento armado, aunque no tengo la certeza de que sea él, existe una gran coincidencia en los rasgos físicos.

Finalmente, dejo a ustedes, algunas de las imágenes que se encuentran disponibles en el Archivo Histórico de Chiapas.




Fotos: Archivo General Histórico del Estado de Chiapas. Sin clasificar. Carpeta: Municipio de Villaflores. 1992. Texto. Fermín Ledesma. Julio 2o10.

Etiquetas: ,

miércoles, julio 21, 2010

Los temblores del Volcán Chichonal en 1710

Paisaje desolado luego del erupción del Volcán Chichonal, en 1982. Casi tres siglos después del primer reporte de temblores en la zona por parte de las misiones de presbiteros que visitaban la zona en el Curato de Magdalena Grande (Coalpitán, hoy Francisco León), en el Estado de Chiapas. Foto: King Freeland, 1982.

Vulcanólogos, en el día de la erupción en marzo.-abril de 1982. Es muy probable que en este grupo viajaba Federico Moosser, responsable en gran parte de coordinar las acciones de evacuación por parte del gobierno. A Mooser se le recuerda por ordenar la no salida de la población, aun cuando venía lo peor. Foto: Tomás Guillén, 1982.

El Volcán Chichonal antes de la erupción de 1982 en el Estado de Chiapas. Foto. Rene Canul.

Con motivo de la erupción del Volcan Chichonal de marzo y abril de 1982, se conoció con mayor profundidad la historia y la vida de los pueblos zoques ubicados en las estribaciones de Chapultenango, Chiapas (México) que durante siglos constituyeron pueblos pacíficos, hundidos en la extrema pobreza, saqueados y explotados desde la época colonial hasta el periodo posrevolucionario del siglo XX.

Con la tragedia del “Chichonal”, que despobló la zona de Francisco León (Antes Magdalena Coalpitan), Chapultenango, Nicapa e Ixtacomitán en 1982, hubo una “oleada” de interés por estudiar y conocer a profundidad la vida y la cultura de los pueblos zoques de esta región.

Diversos libros y documentos anteriores y posteriores, “Los Zoques de Chiapas” (Villa Rojas, INI, 1975); “Boletín del Archivo Histórico Diocesano”, (A. Aubry, 1982,) “Cuando ardió el cielo y se quemó la tierra” (Felix Baez-Jorge,1985); San Miguelito y la Caja Parlante (S. Villasana, 1989); “Los Zoques del Volcán, (L. Reyes Gómez, 2006), “Atlás Etnográfico de Chiapas”, (M. Nolasco, et al. 2009) y el documental “Piowechuwe, la vieja que arde” (F. Urrusti y A. Piñó), entre otros, dan cuenta de los Zoques del Norte de Chiapas.

El siguiente texto corresponde a la versión fascimil de las páginas 50-51, tomado del libro “Documentos Inéditos Relativos a la Iglesia de Chiapas “ escrita en 1908 por el obispo de San Cristóbal de las Casas, Francisco Orozco y Jiménez, quien rescató del archivo diocesano diversos documentos valiosos, sobre la vida de las órdenes religiosas de la época colonial y los pueblos indígenas.

Este documento es de vital importancia dado lo que ahí se narra sirve como un referente histórico para comprender la convivencia que han tenido los pueblos zoques y su relación con el Volcán Chichonal.



DOCUMENTO

--0000--

Don Toribio de Cossio, Caballero del Orden de Calatraba, etc, etc. Por cuanto ante mi, en este Gobierno Superior se recibió la consulta del tenor siguiente: Ilustre señor, El Obispo representa a V. S. que esta provincia de los Zoques, en cuya visita se halla entendiendo, ha tenido la religión de Sto Domingo un Curato compuesto de cuatro pueblos; de los cuales dos eran de la Magdalena, llamada grande que está en la eminencia de un cerro, la Magdalena grande, y al otro que estaba una legua de alli toda de bajada, la Magdalena chica, este estaba situado en lugar tan bajo y tan incómodo a la conservación de la vida de los indios, por abundar innumerables mosquitos, zancudos, talajes, jejenes, muchas culebras y vivoras, tan expuestos a continuos temblores que se experimentaban en dho pueblo, que estas y otras calamidades lo fue acabando, hasta que los muy pocos indios, que habían quedado en él, de propia autoridad, y sin licencia alguna desampararon el paraje por no padecer y acabar con los demás, subiéndese al pueblo de la Magdalena Grande, que está una legua en alto, de donde estaban. Alli han hecho ya sus casas y viven en hermandad con los otros.

Los bienes de iglesia que estos tenían eran dos campanitas medianas, y un viril de custodia, sin cuerpo ni pie, una Cruz Magna, mediana de plata y un incensario muy pequeño sin naveta ni cuchara, alba y una casulla vieja, todo lo cual no le sirve, porque agregados al otro Pueblo de la Magdalena Grande reconocen aquella Iglesia como siempre lo han hecho, pues al no tener caliz ni vinageras, ni más adorno de Iglesia ha sido, porque del Pueblo de Magdalena se llevara todo todo lo necesario á su pueblo, cuando se les daba Misa; y aunque todos sus antecesores que han gobernado esta Iglesia en las ocasiones que se ha despoblado Pueblos han aplicado los bienes de sus Iglesias á las que han visto necesitadas; no sabré si consultando á los Sres Vice Patronos hallándose el Obispo con ciencia y experiencia de que el Dominio de los Bienes de Iglesia de las Indias, por la Gran Regalía de su Patronato, está en su Magestad (que Dios gue.) y en los Sres Vice Patronos: y en consecuencia de esto el de los de las Iglesias de este Reino en V. S. Ilma. como señor Vice Patrono. Y teniendo entre manos la fundación y erección del Hospital de la Caridad de Ciud. Real; en cuya fábrica y materiales se está ya entendiendo con asistencia de sus Provisor. En su ausencia, se ha servir V. S.I. de aplicar los bienes que lleva referidos, aunque tan corto, á dho hospital, que todos los necesita en tierra tan pobre y miserable como ésta; asi mismo pone en la noticia de V. S.I, que en la misma provincia de los Zoques recien muerto su Antecesor despobló otro Pueblo, perteneciente al Curato de Jitotol, intitulado S. Jerónimo de Comeapa, por tan urgentes razones como las que tuvieron éstos, que ha referido reduciéndose los pocos Indios que de él habian quedado al Pueblo de Jitotol, donde hoy están. Y en la sacristía de él arrimados los bienes de Iglesia que tenía dho Pueblo, porque allí no sirve.

Y aunque todavía no los ha visto los ha de ver en el egreso de esta Visita sabré son tan pocos, como de Pueblo que siempre fue pequeño, que también suplica a V.S.I. sea muy servido aplica al Hospital de Santa María la Caridad de Ciudad Real, mandándole librar p. o uno y otro despacho en forma…. Y con su visita por Decretos que proveí mandé se hiciese como la parecía dho Sr. Fiscal y que pa ello se librase el despacho necesario , y pá que haya efecto libro el presente por el cual ordeno y mando al Justicia mayor de la Provincia de Chiapa qé luego que lo reciba ó sea requerido, por parte del Ilmo y Rmo. Sr. D. Maestro dos veces julilado D. Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo, Obispo de aquel Obispado de Chiapa y Soconusco del Consejo de su Magd. vea la respuesta del dho Sr. Fiscal q é va inserta y dé las ordenes convenientes y necesarias pa qé los bienes y halajas de Iglesia d elos Pueblos Extinguidos, que se tienen en la Consulta inserta, se pase pá el adorno de la Iglesia del Hospital de S. María de la Caridad, que nuevamente se ha fundado y erigido por dho. Ilmo y Rmo. Señor Obispo, en cuya fábrica material de su disposición de esta entendiendo. Y los cumpla precisa y puntualmente sin hacer ni consentir se haga ninguna cosa en contrario con ningún pretexto. Tho. en Guatemala en veinte y siete de septiembre de mil setecientos y diez años. Toribio de Cossío. Por Mad.o de su S. Sría Isidro de Espinosa.

Fuente del documento.
Colección de Documentos Inéditos Relativos a la Iglesia de Chiapas. Hecha por el Ilmo y Rmo Señor Dr. D. Francisco Orozco y Jiménez, obispo de la misma. San Cristóbal de las Casas, Noviembre de 1908. En la imprenta de la “Sociedad Católica”.

Etiquetas: ,

Buzón: Contactame